San Patricio y la cerveza

San Patricio y la cerveza

Todos los 17 de marzo se conmemora la muerte del patrono de Irlanda y el mundo se tiñe de verde para brindar con chops.

Nació en el año 387 en BeenhavenTaberniae, Escocia. Se llamaba MaewynSuccat y su padre era un oficial romano cristiano. Cuando era adolescente, fue secuestrado por unos piratas, que lo llevaron a Irlanda y lo obligaron a trabajar como esclavo en el pastoreo de animales. Consiguió escapar y se mudó a Francia.

Sin embargo, sintió la llamada divina y decidió regresar precisamente a Irlanda, el lugar donde lo habían tenido sometido, para liberar a sus captores.

De nuevo en la isla, peregrinó predicando el catolicismo, construyendo iglesias y ganando cada vez más popularidad. Cuenta la leyenda la catedral de Dublín se erige precisamente en el sitio en el que había un pozo que el patrón utilizaba para bautizar a quienes se convertían al catolicismo. También se dice que consiguió ahuyentar a las serpientes de Irlanda. Y que se valía de un trébol verde de tres hojas para explicar a quien le escuchaba qué es la Santísima Trinidad.

Murió en el siglo V, un 17 de marzo, pero fue en 1631 cuando la Iglesia Católica Irlandesa declaró el día de su muerte como festivopara honrar la memoria de su evangelizador y patrón.

En principio, era una fiesta religiosa más. Algo tranquilo y relajado. Pero como caía en mitad de la Cuaresma, la propia Iglesia animó a que fuera un día en el que poder saltarse la abstinencia. En 1720 declaró que “estaba fuera de control” y nunca más se volvió a controlar. No solo en Irlanda, sino en todos aquellos lugares del mundo en los que los irlandeses emigraron, San Patricio se celebra juntándose con amigos bebiendo, comiendo y riendo. 

El verde es el color oficial de Irlanda. Pero no siempre fue así. De hecho, San Patricio se asoció con el color azul hasta la rebelión irlandesa contra los británicos en 1798. Aquel día, los británicos vestían rojo y los irlandeses eligieron su opuesto, el verde, y se levantaron cantando TheWearing of the Green.

El trébol verde de tres hojas (no cuatro) ha estado asociado a San Patricio casi desde que la Iglesia Católica irlandesa empezó a festejarlo y considerarlo su patrón. Las tres hojas representaban la Santísima Trinidad, y no hacía daño que ya antes fuera considerado como un símbolo de buena suerte. El hecho de que, además, sea verde ha sido perfecto para redondear una fiesta que apuesta todo al verde.

Es tradicional beber cerveza verde pero no tienes por qué beber cerveza verde. Aunque no está muy claro su origen, es seguro que tuvo lugar en Nueva York, entre 1910 y 1914. Distintos taberneros se apropian el invento que no es más que cerveza con colorante. Quien lo creara lo hacía con el espíritu nostálgico de un irlandés lejos de su tierra con ganas de que sus parroquianos consumieran su invento y la idea caló.

Desde entonces y, sobre todo a partir de los años 50, la cerveza verde se convirtió en la bebida oficial de cada Día de San Patricio, pero no en Irlanda, sino en Estados Unidos. Aún hoy los universitarios norteamericanos la engullen sin piedad en un día grande para ellos, no por tradición, sino porque les pilla en medio de su famoso y desfasado Spring Break o a punto de empezarlo.