Día internacional del beso

Día internacional del beso

El 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso. Pero seguro te preguntarás a qué se debe la celebración de esta fecha. Esta es el histórico hecho que da origen a esta celebración.

Si creías que el 14 de febrero era el día más romántico y cursi de todo el año.

Te comentamos que hay otra fecha tan interesante como curiosa que celebra una de las expresiones más comunes del amor “el beso”.

Así es, el 13 de abril de cada año se celebra el Día Internacional del Beso. Pero lo que más llama la atención de esta fecha es el motivo que llevó a conmemorarla.

Resulta que el hecho que dio lugar a la celebración es el beso más largo de la historia, que duró 58 horas, 35 minutos y 58 segundo,  y que fue protagonizado por una pareja tailandesa durante un concurso.

Aunque parezca increíble, con este tiempo, la pareja rompía su propio récord de besarse durante  46 horas consecutivas, logrado el 13 de abril del año anterior, en uno de los tantos concursos que se celebran este día en distintas partes del mundo, y en los que los participantes deben establecer registros de besos

El premio, además de los beneficios propios del beso, fueron un par de anillos de diamantes y un pellizquito de 3.000 euros.

Aunque no está reconocido de manera oficial, cada 13 de abril hay quien celebra este día dedicado al beso, en especial en las redes sociales, ya sea entre parejas, con amigos, con familia o incluso con sus mascotas.

Se ha demostrado que los besos son una buenos para la salud, puesto que ayudan a que el cuerpo libere oxitocina una hormona que hace sentirse bien, además de producir endorfinas, que actúan como reductoras del dolor.

Quizá sea por eso que además del Día Internacional del Beso, existe otro día con una temática parecida: el Día del Beso Robado, que se celebra el 6 de julio y cuyo nombre lo dice todo.

Recientemente, el beso está siendo también utilizado como símbolo para combatir la homofobia en una campaña que muestra así su apoyo a las víctimas de agresiones de este tipo.

Aunque no durasen tanto como el beso premiado, a lo largo del tiempo ha habido besos que han hecho historia, como el primer beso del cine, un cortometraje de 1896 dirigido por Thomas Edison y titulado ‘The Kiss’; el famoso beso frente al Ayuntamiento de París que tuvo su secuela en un cartel de las fiestas del Pilar; el beso robado de Time Square que celebraba el fin de la II Guerra Mundial tras conocerse la noticia de la rendición de Japón, que fue portada de la revista Life y del que se ha dicho que pudo estar preparado; o el beso entre el líder de la República Democrática Alemana (RDA), Erich Honecker y el soviético, Leonidas Brezhnev quienes contra todo pronóstico celebraron así el trigésimo aniversario de la RDA.