Conexión Hostelera da la bienvenida a La Touche France, el coqueto bistro de Arganzuela

Conexión Hostelera da la bienvenida a La Touche France, el coqueto bistro de Arganzuela

En Conexión hostelera estamos orgullosos de incorporar a nuestra familia gastronómica a La Touche France, un coqueto bistro francés regentado por la familia Tofé-Ibáñez-Lico en pleno Madrid Río, en Arganzuela.

Al entrar sorprende una atmósfera cálida y acogedora, como el bistro que nos encontraríamos en Arles, o en Marsella, dos de los emblemas de la región de Provenza. Los colores de las paredes, en tonos ocres, nos dan la bienvenida a la estancia del comedor principal, donde se alternan las mesas altas y bajas. Mesas para parejas, para un grupo de cuatro… Hay pequeños cuadros rústicos con frases en francés, pintados en madera blanca o azul. Uno de esos sitios donde uno siente paz y, a la vez, curiosidad por ver qué tiene preparado Sergio Tofé, el chef de la Touche France.

Un oasis de intimidad y calma envuelve La Touche France, un lugar donde los comensales van a disfrutar con su paladar y con sus cinco sentidos de las cuidadas elaboraciones y emplatados.

Sólo con ver la carta de vinos y aperitivos el estómago comienza a despertar. Cuentan con caldos de diferentes denominaciones de origen españolas… y también de una cuidada selección de vinos franceses, por supuesto. Los olores a madera, los matices…frutos rojos, chocolate, o la frescura y acidez de un blanco despiertan nuestros sentidos antes de enfrascarnos en el ritual de la comida.

La cocina de Sergio Tofé emana dedicación y entrega. Transmite devoción, ser meticuloso, estar atento a los detalles, agradar a los clientes y llegar a lo más profundo de sus recuerdos. En cada elaboración se exige a sí mismo el ser virtuoso.

Hay dos menciones en los platos de la carta que nos sorprenden por sus sabores potentes en nuestro paladar y, también, por su delicadeza. Por su ejecución magistral. Uno es la brandada de bacalao, un plato muy conocido en el País Vasco y Cataluña, aunque con diferentes variaciones en el resto de España. El plato desvela unas texturas que difícilmente se borrarán de nuestra memoria. La brandada viene acompañada con las pieles del bacalao y un fino y suave polvo de tomate. Una alianza perfecta de sabores y olores.

La segunda que más nos llamó la atención es el taco de pez mantequilla con mayonesa de wasabi y muselina de zanahoria eco. La carne de este pescado (considerado un gran manjar en Japón) está ligeramente marcada en la plancha, lo que origina que su textura se vuelva suave y un poco grasa, pero en su justa medida. A la vez, la composición con la mayonesa de wasabi, hace que el plato se convierta en algo equilibrado y sublime. Una creación en la que se aprecia el esfuerzo del chef y su inspiración asiática.

Los postres pertenecen a otra galaxia. Por ejemplo, la cheesecake deconstruida es una explosión de sabores puros y originales. Por un lado, la textura terrosa del crumble hace que se derrita la boca y junto con la espuma fresca de frutas funcionan como un tándem impecable.
Y…qué decir de los quesos. Marc Lico es el afinateur, el artista y reconocido experto de los deliciosos productos lácteos. Hay un total de 32 referencias distintas: picantes, suaves, aromáticas, dulces, duras… Un auténtico festín fruto del savoir faire de un maestro.